En agosto del 2017, la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia expidió una sentencia que desconcertó al mundo del Derecho Laboral Deportivo en Colombia, al incorporar regulaciones específicas frente a una de las prácticas más extendidas en la industria del fútbol profesional: el pago de derechos publicitarios como un elemento diferente al salario de los jugadores.
La repercusión que tiene el fútbol profesional tanto a nivel nacional como internacional lo convierte en una actividad que ofrece posibilidades de explotación económica que trascienden el ámbito meramente deportivo. La publicidad es uno de estos campos. En el mundo de la publicidad, se aprovecha la notoriedad de un personaje reconocido públicamente con el fin de comercializar productos y servicios, asociando a ellos la imagen de dicho personaje.