Seleccionar página

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy el plan de la alcaldesa, Manuela Carmena, para limitar el alquiler de pisos turísticos a tres meses. Está previsto que el Pleno municipal dé luz verde, con los votos de Ahora Madrid y PSOE, al Plan Especial de Hospedaje (PEH). La aprobación, por tanto, se produce a apenas dos meses de las elecciones municipales y autonómicas, lo que puede suponer un balón de oxígeno para la campaña de Ahora Madrid.

¿Qué ocurrirá con los pisos turísticos de la capital?

El plan de Carmena pone límite temporal al alquiler vacacional en el centro de Madrid. Aunque seguirá siendo posible alquilar un piso turístico, el plan impide dedicarse a ello. Una vez se apruebe en el pleno y se publique en el BOAM, entrará en vigor.

El objetivo principal del plan, explica el Ayuntamiento, es “preservar el uso residencial del centro urbano, frenando la conversión de viviendas del centro en alojamientos temporales turísticos”. El segundo objetivo tiene que ver con el hecho de que la normativa sólo afecte a la almendra central, y es extender el hospedaje a otras zonas de la ciudad para “descargar la concentración del centro histórico”. Otra de las razones que esgrimen desde Unidos Podemos, socios de gobierno de Carmena, es la influencia del auge de los pisos turísticos en el elevado encarecimiento de los alquileres en la capital.

El techo de 90 días

Según la nueva normativa, cualquier persona puede alquilar su vivienda con fines turísticos, siempre y cuando sólo lo haga, como máximo, 90 días al año, es decir, tres meses.

Alquiler más de tres meses

A partir del día 91, se necesitará contar con una licencia comercial de hospedaje, como ocurre con los hoteles, al considerarse que quien alquila el piso lo hace de forma profesional.

El truco está en que, para obtener dicha licencia comercial, será requisito necesario que el piso turístico cuente con una entrada independiente a la de uso residencial del edificio (no podrán utilizar puertas de entrada, portales o ascensores comunes a las viviendas), para que vecinos y turistas no compartan entrada, un elemento del que carecen el 95% de las viviendas anunciadas en la capital en las plataformas digitales como Aribnb, según fuentes del Ayuntamiento.

Como consecuencia, afirman, “el 95% de las viviendas que operan como tales ya no podrán operar”. Además, en la práctica será muy complejo instalar este tipo de usos en el centro. El techo de 90 días traza una frontera entre lo que es considerado vivienda de uso turístico y la denominada economía colaborativa. Según el consistorio “no se impiden las formas de economía colaborativa que no impliquen una actividad de uso terciario”.

Sólo en el Centro

No obstante, las restricciones no afectan a toda la ciudad, sino únicamente a los barrios de la almendra central, los considerados más saturados. Concretamente, el radio afectado abarcará 52,7 kilómetros repartidos en tres anillos concéntricos, en función de la masificación de anuncios en estas zonas. El primer anillo, coincidente con el distrito Centro, cuenta con alrededor de 9.000 anuncios sólo en Airbnb, según la página Inside Airbnb. Madrid es, de hecho, la capital europea donde más han crecido los anuncios de estas plataformas, un 67% en 2017, respecto a 2016, según un informe de Colliers International.

Obtener licencia comercial

Conseguir esta licencia no será tan sencillo, estará sujeta a una zonificación, siguiendo la estela de ciudades como Barcelona. No sólo por la cuestión de la entrada independiente. A partir de la entrada en vigor del Plan Especial, estará prohibido cambiar el uso de la vivienda, de residencial a terciario en las zonas A1 y A2, que delimitan el distrito Centro y los distritos de Chamberí, Arganzuela, parte de Salamanca y Retiro y el barrio de Argüelles. Este coto, explican, se debe a que esos distritos concentran la mayoría de la oferta turística, reglada y no reglada.

¿Y en el resto de distritos?

La norma sólo se aplica en los pisos de la almendra central; el resto está sujeto a la actual regulación. En el resto del municipio, señala el consistorio, “se mantiene la regulación actual”. Fuera del centro y de zonas como Puerta del Ángel, Príncipe Pío y Chamartín, las restricciones serán menores y no se exigirá la entrada independiente. Esto podría elevar la oferta vacacional en la zona 4, que encierra barrios al otro lado del cinturón de la M30, como Carabanchel o Vallecas.

Impacto sobre los hoteles

Como novedad, los hoteles que quieran implantarse en un edificio protegido de uso residencial deberán acreditar en un plan especial que no es viable rehabilitar el inmueble para uso residencial.

¿Cómo pretende asegurar el Ayuntamiento el cumplimiento del plan?

Fuentes del consistorio dirigido por Carmena explican que las inspecciones serán la principal herramienta para asegurar el cumplimiento del PEH. Para ello, el Ayuntamiento ha reforzado tanto las inspecciones como el número de inspectores. Según las mismas fuentes, se han inspeccionado un total de 11.936 viviendas incluidas en 502 edificios. Del total, 1.729 viviendas se dedican al alquiler turístico, es decir, un 14%.

El problema, explican desde Exceltur, la Alianza por la excelencia turística, es que resulta prácticamente imposible controlar los 90 días con inspecciones, ya que sin un registro o información que dé constancia de la fecha en la que el anuncio fue publicado, no es posible saber si la vivienda en cuestión ha sobrepasado o no el límite de 90 días.

¿Hay alguna forma de controlarlo?

El propio Ayuntamiento señala que ha solicitado a la Comunidad de Madrid el acceso al registro empresas turísticas, ya que, aunque las competencias de urbanismo están en los ayuntamientos, las de turismo dependen de las Comunidades. El problema es que, como apuntan desde el consistorio, “la Comunidad de Madrid no ha facilitado el acceso a dicho registro, lo que dificulta que la Administración Municipal pueda ejercer la competencia en materia de inspección”.

La única manera de ejercer este control, sería usando los datos que la Agencia Tributaria ha pedido a las plataformas y, a través del número catastral de cada vivienda, ver cuántos días se han alquilado en todas las plataformas.

Fuente: http://www.expansion.com/economia/2019/03/27/5c9b687a468aeb161e8b4590.html